Psicología y logopedia infantil. Grupo Crece

Creciendo juntos es un proyecto de Grupo Crece donde cuidar la crianza. Ofrecemos temas de interés relacionados con la psicología, la logopedia y la educación donde padres, madres y educadores puedan compartir sus inquietudes

Los cuentos en la educación y el apego

Deja un comentario

cuento1

El momento de lectura entre mamis, papis e hijos posee un gran valor dentro de una educación en los niños. Es un ritual en el que entran en juego multitud de habilidades y aspectos importantes, en el que se transmiten una gran cantidad de mensajes tanto verbales como no verbales que configurarán en gran medida la manera de concebir el mundo de los pequeños, así como las maneras de manejarse en él. Los relatos y cuentos han servido a la humanidad para mantener y transmitir el acervo cultural y educar a las

masas más allá de la infancia, por lo que debemos de ser conscientes del poder que poseen todos los relatos, fábulas y cuentos sobre la manera de pensar en los niños para poder elegirlos de manera responsable.

A la hora de leer un cuento a nuestros pequeños debemos tener varias cosas en cuenta:

– El momento: antes de dormir puede ser un momento de tranquilidad e intimidad de calidad. Además, leerles un cuento antes de dormir les ayuda a despejar la mente y favorecer un mejor descanso.

– El ambiente: el lugar que elijáis para leer el cuento debe inspirar tranquilidad y no poseer grandes distractores que puedan romper la atmósfera especial del momento. Establecer un lugar para el cuento ayuda a los niños a aprender las rutinas y a adaptarse a cada situación en función de sus características. De este modo, a la misma hora en el mismo lugar, los niños entenderán que es el momento del cuento y lo que eso conlleva. Esto también requerirá de un compromiso por parte de los padres, que deberán respetar ese espacio de compartir con sus hijos y solo con ellos, dejando el móvil apagado o fuera de la vista.

– El ritual: para evitar posibles conflictos es aconsejable establecer un marco dentro del momento del cuento que ayude al niño a situarse. Poner una duración concreta, ayudando al niño a saber que leeremos un número de páginas determinado o de una hora a otra y establecer un criterio para elegir el cuento si son varios hermanos ayudará a los niños a entender que el cuento es otro juego más y, como tal, hay unas normas a respetar para poder jugar.cuento2

– El cuento: para potenciar la utilidad del cuento  para el bienestar y crecimiento del niño podemos seleccionar los cuentos en función del momento en el que se encuentre el niño. Identificarse con personajes que pasen por situaciones similares a las suyas hará que aprenda nuevos recursos para afrontar esas situaciones en su vida, además de hacerles sentir entendidos. Además puede ser una gran oportunidad para que los hijos expresen sus necesidades y preocupaciones, sintiéndose seguros en el marco de la lectura con un ser querido. Como padres, saber cuáles son los personajes del cuento que más le llaman la atención, así como el tipo de historias que prefiere escuchar nos permitirá conocer mucho más a nuestro pequeño. Amoldar las historias al momento del crecimiento en el que se encuentren los niños será una manera también de acompañar y legitimar su crecimiento, reconociendo su avance y amoldándonos a él.

cuento3

– Los modelos: los héroes de las historias se erigen de manera automática como modelos a seguir por los niños. Elegir los modelos que sigan nuestra filosofía educativa reforzarán los mensajes que queremos transmitirles desde la posición de padres, creando una armonía que favorecerá la claridad de sus esquemas mentales.

– Nuestras reacciones al cuento: los niños viven en un mundo lleno de estímulos que se les presentan nuevos de manera constante. Si bien algunos de ellos poseen una  configuración que el propio cuerpo interpreta de una manera determinada de forma independiente, en muchas otras ocasiones los niños obtienen los significados de los eventos y estímulos a través de cómo reaccionan sus mayores a ellos. Si nos fijamos en nuestros pequeños, ante este tipo de estímulos que no saben cómo categorizar ni como han de reaccionar ante ellos, suelen mirarnos y guiarse por nuestra expresión para realizar esa labor. Por ello, tenemos que tomar conciencia de que nuestra manera de contar el cuento y la manera en que reaccionemos a los eventos que en él sucedan serán tan protagonistas como los personajes que en él aparezcan.

Los cuentos son aprendizaje, intimidad, diversión, compartir…

¡Cuidemos ese ratito con nuestros pequeños y démosle el lugar que se merece!

Sara Ferro Martínez

Psicóloga infantojuvenil y familiar

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s